COVID-19: información y recursos

Le ayudamos a conocer todo sobre el COVID-19, su cobertura y asistencia


Blue Cross and Blue Shield of North Carolina (Blue Cross NC) está tomando medidas para ayudar a nuestros afiliados a mantenerse saludables y acceder a la atención médica que necesitan. Seguiremos trabajando frente a esta crisis para brindar el mejor servicio a nuestros afiliados, como así también para apoyar a los médicos, al personal de enfermería y a los hospitales.

  

Para conocer las actualizaciones más recientes sobre el COVID-19, consulte nuestro blog. Lea nuestra publicación del blog más recientes.

Lo que hacemos para ayudar a nuestros afiliados durante la pandemia del COVID-19

Pruebas de COVID-19 sin reparto de costos

Cobertura para consultas de telesalud, telefónicas y virtuales con proveedores de atención primaria y especialistas

La vacuna está disponible sin costo para todos los afiliados

Vacunas contra el COVID-19: lo que debe saber

Las vacunas y los refuerzos contra el COVID-19 que están aprobados por la FDA, incluso para la autorización para usos de emergencia (EUA), están cubiertos sin costo para todos los afiliados, tanto durante la emergencia de salud pública como después.

Las vacunas contra el COVID-19 ahora están disponibles para todas las personas desde 6 meses.

Las vacunas y los refuerzos son herramientas importantes para detener la propagación del COVID-19. Son una forma segura y eficaz de lograr este objetivo. Estamos instando a todas las personas a vacunarse.

Visite myspot.nc.gov para obtener la información más actualizada sobre las vacunas y refuerzos contra el COVID-19.

Para obtener más información, consulte nuestra página sobre vacunas contra el COVID-19.

Su guía para hacerse las pruebas de detección

Actualmente, cubrimos, sin costo compartido para los afiliados, las pruebas de detección del COVID-19 practicadas en laboratorios o en el hogar que estén en consonancia con las pautas vigentes de los CDC y hayan sido aprobadas por o tengan la autorización de la FDA para su uso de emergencia (EUA).

Según NCDHHS, cualquiera que tenga síntomas o que haya estado expuesto al COVID-19 debería hacerse la prueba de detección lo antes posible.

Para obtener más información, visite nuestra página sobre prueba de detección del COVID-19.

Tratamiento contra el COVID-19

Los tratamientos del COVID-19 están cubiertos con base en el plan de seguro de cada individuo. Es posible que los afiliados deban hacerse cargo de un porcentaje de los costos de su tratamiento, coseguro y deducibles.

Los CDC alientan a todos a comunicarse con un proveedor de atención médica de inmediato para determinar la elegibilidad para el tratamiento, incluso si los síntomas son leves.

Averigüe dónde puede recibir tratamiento en Carolina del Norte aquí.

Fuera de Carolina del Norte, el Departamento de Salud y Servicios Humanos tiene una herramienta para encontrar tratamientos disponibles cerca de usted.

Para encontrar información actualizada sobre el tratamiento para el COVID-19, los ​​​​​​​CDC son el mejor recurso.

No se demore. Obtenga la atención que necesita ya mismo.

Es importante que en estos tiempos priorice su salud siempre. Si tiene una enfermedad crónica o una emergencia, o necesita atención médica por otro motivo, no se demore en buscar atención. Llame a su médico para conocer acerca de los protocolos que está siguiendo y programar consultas con las que se sienta cómodo. Averigüe sobre las consultas virtuales o sin contacto físico para asegurarse de recibir la atención médica que necesita de una manera que contribuya a su seguridad. Los consultorios médicos siguen estrictos protocolos de salud y seguridad para garantizarle su comodidad durante la atención de rutina.

Atención médica que debe recibir sin demora:

  • Vacunas contra la gripe
  • Exámenes físicos de rutina
  • Exámenes de detección del cáncer
  • Vacunas para niños
  • Exámenes de salud mental y tratamientos
  • Atención preventiva

Hemos asumido el compromiso de implementar medidas para asistir a nuestros afiliados y a nuestra comunidad frente al COVID-19. Seguiremos revaluando y sopesando las recomendaciones de los CDC.1